Fiestas

El pueblo de Forada celebra su día grande

| | Forada (Sant Antoni) |

Valorar:

Ball pagès tras la misa solemne en el pueblo de Forada.

08-12-2018 | Manu Gon

Cerca de medio centenar de personas acudieron ayer a celebrar el día de la Inmaculada Concepción, patrona del pequeño pueblo de Forada, perteneciente al municipio de San Antoni. Normalmente, año tras año son pocos pero muy fieles. De esos que no se pierden, salvo causa mayor, la fiesta de su pueblo y acuden con sus mejores galas porque han nacido, se han criado o viven en alguna de les cuatre vendes que forman parte de Forada: Forada, sa Vorera, es Pla de Sant Antoni y Buscastell.

Foto: Daniel Espinosa.

Por ello, lo que se vive cada 8 de diciembre en el pequeño cruce de caminos entre Sant Rafel y Corona y Sant Antoni con Sant Mateu es conectar con la Ibiza más auténtica y de interior. Esa que pocas veces aparece en las guías de turismo. Algo a lo que ayuda la demostración de ball pagès, siempre a cargo de Sa Colla de Buscastell, y el que la misa se celebra en la pequeña capilla de la localidad, conocida por los vecinos de la zona como la Capilla de Buscastell.

Planificada en el plan parroquial de 1867 «para dar servicios a unos vecinos que vivían muy alejados del templo más próximo, situado en Sant Antoni», no comenzó a construirse hasta cien años después, siendo finalmente inaugurada en 1967. Desde entonces, por sus dimensiones, su aspecto recogido y su estilo mucho más moderno que el del resto de las iglesias de la isla prácticamente pasa inadvertida para muchos turistas y residentes.

Misa oficiada por Sergio Pérez García

En su interior se encuentra la imagen de la Inmaculada Concepción, obra de los Jesuítas de Sarrià, y las de San Antonio Abad y San Vicente Ferrer. Y junto a ellas ayer un cura colombiano, natural de la ciudad de Medellín, Sergio Pérez García, se ganó a la mayor parte de los vecinos que acudieron a la ceremonia. Con una homilía sencilla y cercana y con momentos incluso divertidos, en los que recordó su paso por Italia, el actual vicario de la parroquia de Sant Antoni demostró esa vertiente más cercana de la Iglesia que está tratando de inculcar el Papa Francisco.

Foto: Daniel Espinosa.

A sus 48 años, y con 17 como sacerdote, Pérez García afronta desde hace siete meses su segunda etapa en Ibiza, después de que pasara tres años con nosotros, desde 2011 a 2014. Además, antes estuvo siete años en Italia. «Ojalá me consideraran un ibicenco más, para mí sería todo un honor porque son gente maravillosa y el día a día con ellos me enriquece muchísimo y porque soy de los que piensa que si tu estás cerca la gente se acerca a la Iglesia», explicó ayer a Periódico de Ibiza y Formentera, al tiempo que aseguró que le encantaría aprender a bailar pagès. «De momento no salgo porque creo que haría un poco el ridículo y porque como lo considero un arte para aprenderlo hace falta dedicación, tiempo y ganas».

Cristina Ribas, concejala orgullosa

La representación del Ayuntamiento de Sant Antoni estuvo encabezada por su primer teniente de alcalde, Pablo Valdés quien, en ausencia del alcalde Pep Tur, Cires, entró en la iglesia para seguir la misa desde la primera fila. Le acompañaron otros concejales de Reinicia como Ráúl Díaz, Fran Tienda o la segunda teniente de alcalde y concejala de Urbanismo, Actividades, Cultura y Fiestas tradicionales, Cristina Ribas. Tambien se acercaron a Forada el concejal de Obras, Mantenimiento de infraestructuras y Cementerios, Juan Costa Ramón, Santa, el senador Santi Marí, el conseller de Hacienda Gonzalo Juan o el director insular de Turismo, Vicent Torres, Benet.

Foto: Daniel Espinosa.

Cristina Ribas, como es habitual en cada día grande de Forada, era una de las mujeres más orgullosas que había ayer en el pequeño cruce de carreteras. En esta ocasión no salió a bailar pagès como es costumbre con su colla, la de Buscastell, pero su amplia sonrisa y las decenas de videos que grabó con su teléfono móvil demostraron que estaba feliz y contenta. «Al haber tantas casas diseminadas parece que no hay mucha gente en Forada, pero luego cuando llegan las fiestas y el día grande todo el mundo se vuelca para que se mantengan las tradiciones y por eso cada año entre todos intentamos recuperar algunas como la ensucrada de taronges que hemos organizado para la excursión que haremos el próximo domingo a Es Broll», aseguró la concejala a Periódico de Ibiza y Formentera.

Además, Ribas se mostró especialmente orgullosa de que Forada, junto a Corona o Sant Mateu, «sean parte de la Ibiza más auténtica». «Esto lo tenemos que mantener como sea y no se puede perder porque forma parte de nuestra cultura como ibicencos y porque, como siempre decimos entre los amigos, cuando acaba el verano es el momento de poder disfrutar de nuestras propias opening party payesas».

Concursos, teatro y música

Tras el consiguiente reparto de bunyols i vi pagès, todo el mundo se marchó para comer, la mayor parte en familia. Después el día de la Inmaculada Concepción continuó con el concurso de plantas que tuvo lugar en la carpa municipal desde las 17.00 horas, una chocolatada media hora después, la representación a las 18.30 horas de la obra de teatro Vivències a cargo del grupo de teatro Es Molí, de Sant Antoni, la entrega por la noche de los premios Festes de Forada y a las 21.00 horas una Nit de Swing, con la actuación de Bluesmàfia i es Saligardos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.