3

El Consell d’Eivissa entrega hoy los Premis Vuit d’Agost 2019 que se entregan a las categorías de Pintura, Fotografía Amateur, Artesanía del Barro, Investigación y Diseño Gráfico. En total, se han presentado 26 trabajos en las cinco categorías optando a premios de entre 2.500 y 5.000 euros.

El Premi Vuit d’Agost de Fotografía Amateur 2019 se repartirá entre Inés Soler Soler-Cabot y Lucie Moyckova, que percibirán medio premio cada una (1.250 euros) después de que el jurado haya interpretado que el conjunto de fotos ‘Cultivo tradicional, el camí des Broll’ de Soler Soler-Cabot, merece la misma distinción que el conjunto ‘Eivissa rural’ de Moyckova. En total se han presentado ocho conjuntos de fotografías.

El Premi Vuit d’Agost de Pintura 2019 será para Diana Bustamente Frias por la obra ‘Des de la mar’. El jurado ha destacado «el elegante equilibrio entre la pintura y el collage y el hecho de que capte, de manera aparentemente espontánea, lo que es la esencia del paisaje». A esta categoría se han presentado ocho obras.

La ganadora del Premi Vuit d’Agost en la modalidad de Artesanía del Barro 2019 será Laura Julve Martínez, con la obra titulada ‘Nius’. De esta obra, el jurado resalta «la originalidad de la propuesta, la pureza de las líneas y la calidad técnica». En total se han presentado tres obras.

El Premi Vuit d’Agost de Investigación 2019 será entregado a Antoni Marí Marí, por el trabajo titulado ‘Sa Cala. De Carreranys a carreteres’, una obra que «manifiesta un esfuerzo de investigación tanto oral, como de archivo y bibliográfica. El resultado ofrece un gran número de datos de interés tanto para futuras investigaciones históricas y geográficas como para ayudar a un mayor conocimiento del medio de sa Cala de San Vicente». En este último caso, el premio para el ganador es de 5.000 euros así como la publicación del trabajo.

Finalmente, el jurado declara desierto el Premi Vuit d’Agost de Diseño Gráfico, al considerar que «ninguna de las seis propuestas presentadas llegan, ni desde el punto de vista conceptual ni técnico, al nivel adecuado a la trascendencia y repercusión de la obra que debería resultar ganadora para representar la identidad de la institución. No cumplen los parámetros fundamentales que deben alcanzar los diseños en cuanto a impacto, notoriedad y versatilidad, desde el punto de vista publicitario», subrayaron.