Imagen cedida por la Guardia Civil con el producto y la publicidad decomisada a los detenidos.

21

Las tres personas que la semana pasada fueron arrestadas por los agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Eivissa por vender en la Isla el producto denominado MMS (Master Mineral Solution o Miracle Mineral Supplement, Suplemento Mineral Milagroso) son los primeros casos que se registran en España. Se trata de un producto que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ordenó retirar del mercado en 2010.

Estas tres personas, un alemán y dos holandeses, un hombre y una mujer que al parecer son pareja, fueron arrestadas cuando el primero de ellos, terminó su segunda conferencia en la Isla acerca de las supuestas ventajas de este producto declarado ilegal por el Ministerio de Sanidad para sanar enfermedades.

Una vez que estas tres personas pusieron el producto a la venta ante el auditorio, formado por unas 30 personas, dos agentes del EDOA ‘infiltrados’ entre el público de la conferencia, que en esa ocasión fue en inglés -el día anterior se celebró en castellano-, procedieron a su detención por la presunta comisión de un delito contra la salud pública. En esta operación, los especialistas del EDOA estuvieron apoyados por agentes del Área de Investigación de Sant Antoni. Fueron citados al día siguiente en el cuartel de Can Sifre, donde tras ser interrogados quedaron en libertad con cargos y a la espera de que ser citados de nuevo, esta vez por el Juzgado de Instrucción número 2 de Eivissa, que dirige la investigación de este caso.

Entre el público de la conferencia, que al igual que la del día anterior se celebró en un local de Sant Antoni, también había dos funcionarias de la Conselleria balear de Salut que, por su parte, podrían denunciar a estas tres personas por promocionar el consumo de este ‘producto milagroso’, lo que podría representar una supuesta infracción grave.

Los detenidos

Los agentes del EDOA de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Eivissa fueron alertados por las funcionarias de Salut, que a su vez recibieron la el aviso a través de una denuncia anónima formulada desde Can Misses.

Los detenidos son el alemán Andreas L.K., de 51 años de edad, el matrimonio holandés Roland M.L., de 52, y María Magdalena J.H., de 47.