Dos turistas heridos tras romperse el cable de su ‘parasailing’ y acabar en la azotea de un hotel

| Sant Josep de sa Talaia |

Valorar:
preload
Imagen del accidente en la que se observa el ‘parasailing’ colgado sobre la azotea del Hotel Milord, en cala de Bou.

Imagen del accidente en la que se observa el ‘parasailing’ colgado sobre la azotea del Hotel Milord, en cala de Bou.

24-09-2014 | Periódico de Ibiza y Formentera

Dos turistas, un hombre y una mujer, han resultado heridos de carácter leve tras romperse la cuerda o cable del paracaídas con el que volaban amarrados a una embarcación y acabar estrellados contra la azotea del hotel Milord, en Cala de Bou.

Agentes de la Guardia Civil del mar se han hecho cargo de la investigación de este accidente y se van a entrevistar con los responsables de la embarcación Braveheart y de la empresa responsable.

El accidente se ha producido sobre las cuatro menos cuarto cuando, súbitamente, el viento ha empezado a soplar con fuerza en la bahía de Portmany, donde los dos turistas estaban realizando parasailing. Ámber Sharon Ferrer, ha visto lo ocurrido y ha explicado a la TEF: «De repente el viento comenzó a soplar con fuerza y vimos cómo el parasailing comenzaba a balancearse y cómo los del barco trataban de bajarlo, pero ha parecido que se partía el cable y se han estampado contra la azotea del hotel Milord, en la novena planta, y allí han quedado los dos».

Desde el Ayuntamiento de Sant Josep han explicado que «los jóvenes han quedado a la deriva, se han precipitado a la terraza del Hotel Milord y han quedado enganchados en una de la antenas».

Ámber Sharon Ferrer participó en el rescate de los heridos: «He subido [a la azotea] con el socorrista, los empleados de la barca y el director del hotel; han cortado los arneses y los han bajado, la verdad es que han tenido mucha suerte».

Los heridos son una indonesia de 30 años de edad y un tailandés de 21, ambos residentes en Alemania. Han sufrido varios traumatismos y han sido trasladados por una UVI móvil y una ambulancia de soporte vital básico a Can Misses.

Desde el Ayuntamiento de Sant Josep han añadido que el capitán del barco dijo a los agentes de la Policía Local que «el parte meteorológico no había constancia de la presencia de viento y que las fuertes rachas le sorprendieron».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.