Juan Muñoz en una imagen de su Instagram. | Instagram

1

Juan Muñoz participará en la próxima edición de Supervivientes 2022, tal y como ha publicado este miércoles en exclusiva la revista Semana. Según este medio el humorista, acompañado por su mánager, firmó hace unos días el contrato con la productora y se une de este modo a Kiko Matamoros, Nacho Palau, Ainhoa Cantalapiedra y Anabel Pantoja, el resto de concursantes confirmados hasta la fecha. El reality se convierte en una muy buena oportunidad de trabajo para el excompañero de José Mota que, según ha trascendido, atraviesa momentos difíciles.

Hace tan solo un mes Sálvame hizo saltar todas las alarmas al confirmar que el artista se encontraba en una situación complicada. El programa de Telecinco se puso en contacto con un examigo de Juan que habló sobre su situación actual: «Tiene una casa que es suya y vive en una situación decadente, tiene muchas deudas por todos los lados. Tiene doble personalidad, una vida muy mala y muy oscura». Unas acusaciones a las que el cómico no ha respondido de forma pública, pero que podrá aclarar en Honduras.

Noticias relacionadas

Pero este no ha sido el único conflicto al que ha tenido que enfrentarse Muñoz, y es que hace un año cargó duramente contra Mota y aseguró que era «un mal tipo». Unas palabras por las que días más tarde se disculpó explicando que esas declaraciones fueron «producto de un mal día y cuatro copas». A pesar de este enfrentamiento, Juan comparte de forma habitual en su perfil de Instagram y en Twitter algunos de sus sketches con Cruz y raya. El dúo cómico español nació en el año 1987 y, tras 20 años de trayectoria, anunció en 2007 su disolución.

Por el momento no ha trascendido el día el que se se estrenará Supervivientes 2022, aunque está previsto que sea cuando finalice Secret Story, la casa de los secretos. Eso sí, Mediaset ya ha confirmado que esta nueva edición del programa estará presentada por Jorge Javier Vázquez, Carlos Sobera, Ion Aramendi y Lara Álvarez. El reality de supervivencia es una de las grandes apuestas del grupo de comunicación, que está travesando unos meses complicados debido a los bajos datos de audiencia frente a su competidor directo, Atresmedia.