Una mujer recibe la segunda vacuna. | Daniel Espinosa

17

El Govern ya se prepara para iniciar la vacunación masiva a los 83.000 niños de entre 5 y 12 años. La Agencia Europea del Medicamento dio el visto bueno a la vacuna de Pfizer para los menores y la consellera de Salut, Patricia Gómez, confía en que España dé el visto bueno a la vacunación a mediados del mes que viene. De ser así, el proceso comenzaría de inmediato, antes de las vacaciones de Navidad, y el Govern no esperará ni un momento desde que la vacuna esté autorizada.

La vacunación de los menores se solapará con la de la administración de la tercera dosis de la vacuna a los 66.000 mayores de 60 años y a los 50.000 que componen el personal sanitario y sociosanitario.

A ellos se suman los 34.000 ciudadanos que deben recibir la segunda vacuna de Jansen, lo que abre un nuevo horizonte de vacunación masiva con más de 150.000 personas en la lista. La Conselleria de Salut ya se prepara para abrir alguno de los puntos masivos de vacunación ante este volumen de personas que deben recibir la dosis.

Los 40.000 desaparecidos

Noticias relacionadas

«El objetivo es vacunar los antes posible a todo el mundo: vacunar, vacunar y vacunar», dijo la consellera de Salut, que volvió a hacer una llamada a que se administren la dosis quienes aún no lo han hecho. Hasta la fecha hay 220.000 personas de las islas que no han recibido la vacuna, pero a ellos hay que descontar los 40.000 residentes en las islas que han recibido la dosis en otra comunidad.

El Govern sospecha que la mayoría se trata de personas empadronadas en Balears para mantener el descuento de residente, pero que en realidad viven en otras comunidades autónomas. Además hay otras 23.000 personas que han rechazado de forma explícita la vacunación, lo que deja la cifra de no vacunados en 160.000 personas en las cuatro islas.

De ellas, la mitad son extranjeros y el Govern reconoce que resulta muy difícil llegar a este colectivo para animarles a que se vacunen ya que muchos de ellos proceden de países donde la vacunación es muy baja.

El sector de PIMEM Restauración no quiere el pasaporte COVID

La patronal de Restauración de PIMEM critica el globo sonda del Govern con la puesta en marcha del pasaporte COVID para entrar a bares y restaurantes. La presidenta de la patronal Eugènia Cusí asegura que reducir los aforos e imponer medidas sanitarias en los bares y restaurantes no tiene sentido con el 84 % de la población diana vacunada de la COVID-19. «¿De qué sirve la vacunación si con este alto índice de vacunados se sigue gestionando de la misma manera que se hacía a principios de la pandemia?», se pregunta la representante de los restauradores, que está en contra de la medida.