Domingo 2º de Adviento (Lc.3,1-6)

| Ibiza |

Valorar:
Pixabay

San Lucas presenta con solemnidad la figura de Juan Bautista. Cuando Cristo elogia al Bautista, destaca con claridad su voluntad recia y su empeño en cumplir la misión que Dios le había confiado.

Las notas características de la persona de Juan fue la humildad, la austeridad, la valentía y el espíritu de oración. El Bautista mereció ser el Precursor del Mesías; de Él dijo el Señor: Juan Bautista mereció que Jesús dijera de él: es el más grande entre los nacidos de mujer. En la antorcha que ardía- por su amor brillaba por su testimonio. Cristo era la luz, el cual dio testimonio para que todos creyeran en Cristo.

Juan el Bautista se presenta predicando la necesidad de la conversión. Prepara el camino del Señor. Por eso viene a decir con gran humildad y rectitud que él no es digno de desatar la correa de las sandalias. El Bautista con sus sinceras palabras que el Hijo de Dios contempla con gozo que sus propios discípulos vayan a Cristo. Señala a Cristo que es El «Cordero de Dios», es necesario que El crezca y yo mengüe. Herodes Antipa el año 31, fue el que degolló al Precursor del Señor. De San Juan Bautista celebramos dos fiestas: su nacimiento y su martirio.

Este domingo, segundo de Adviento, celebramos la Ordenación Episcopal de un miembro del Clero Diocesano, D. Vicente Ribas Prats. Pidamos fervorosamente que sea el buen Pastor que necesita nuestra Diócesis.

Pedimos el Pastor que nuestra Diócesis necesita. El Pastor Bueno que la Iglesia y el mundo necesitan.

No le faltará nuestra plegaria y nuestras súplicas especialmente en todas las misas

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

Anterior
Página 1 de 1
Siguiente
Photo

manu
Hace un mes

... es de esperar que tras este subidón de orgullo católico/catódico, a partir de mañana todo vuelva a la normalidad... si por normalidad, se puede decir que un diario generalista ofrezca un púlpito mediático semanal desde el que soltar sus paridas confesionales a un miembro de la secta... ¿acaso vemos algún atisbo siquiera de "quid pro quo" por parte de la iglesia, permitiendo voces discordantes en su full dominical, o algún grupo de debate siquiera en las parroquias en las que los descreídos o el sector crítico reivindique cambios en su seno? ¿verdad que no?... el servilismo llepaculs de algunos es antológico...
Valoración:-1menosmas
Anterior
Página 1 de 1
Siguiente