La ejecutiva del PSIB se ha reunido hoy para analizar el resultado de las elecciones primarias celebradas este domingo. | Jaume Morey

39

La victoria de Francina Armengol en las primarias socialistas ha sido recibida con alivio por parte de la dirección de los socialistas. Los buenos resultados de participación han supuesto además una dosis de optimismo para el equipo de colaboradores de Armengol. «A Bauzá le quedan menos de 500 días en el Consolat», llegó a asegurar ayer Vicenç Thomàs, portavoz adjunto de los socialistas en el Parlament.

«Mientras el Govern tiene que sacar panfletos con sus 1.000 días de gobierno, otros convocamos primarias en las que participan más de 11.000 personas», añadió. El diputado socialista aseguró que al PP ha entrado en un proceso de luchas internas y de candidatos que no quieren saber nada de Bauzá.

La euforia de los socialistas no esconde, sin embargo, una cierta dosis de preocupación ante los buenos resultados conseguidos por Calvo en Palma y en algunos municipios de gran importancia en votos. La línea oficial del ‘armengolismo’ apunta a la necesidad de integrar a Calvo en la próxima candidatura a las autonómicas, pero esta tarea no parece fácil.

Ejecutiva extraordinaria

Noticias relacionadas

La ejecutiva de los socialistas se reunió ayer de manera extraordinaria para analizar los resultados. Al término del encuentro, la portavoz del partido, Pilar Costa, fue menos concluyente. Aseguró que es demasiado pronto para hablar de candidatura. «Todos seguimos estando en el mismo barco, pero es muy pronto para hablar de estas cuestiones», dijo Costa.

En declaraciones de la vencedora de las primarias a varias emisoras de radio, la candidata se refirió de manera genérica a la necesidad de integrar a Calvo, pero en el PSIB creen que es pronto. Armengol se tomó ayer un descanso tras la dura campaña que ha vivido durante este mes y medio y dejó en manos de su segundo en el Parlament, Vicenç Thomàs, la rueda de prensa de los lunes en la que se informa de las propuestas que se tratarán en el pleno del Parlament. A mediodía comió con sus colaboradores más cercanos en un restaurante de Palma y por la tarde presidió la reunión de la ejecutiva, en la que todo eran sonrisas y buenas caras.

Éxito

En la reunión, la dirección de los socialistas consideró que todo el proceso de primarias había sido un éxito, incluida la campaña de guante blanco de las candidatas. «Todos formamos parte del mismo partido y por eso se ha valorado que hayan sido una campaña limpia y transparente», aseguró Pilar Costa ante los periodistas.

«Aquí no sobra nadie», afirmó Costa, que añadió que no se ha hecho un proceso abierto a los simpatizantes pensado para sumar para que después el resultado sea restar a una de las candidatas. Una vez finalizado el proceso de primarias, Costa aseguró que ahora ha llegado el momento de comenzar a preparar las elecciones europeas, que tendrán lugar el 25 de mayo. Después, en septiembre, llegarán las primarias a Palma, pero no serán abiertas.