Preparación de un test. | Daniel Espinosa

1

Numerosos usuarios que en los últimos días han acudido al hospital Can Misses para comprobar si eran o no positivos en coronavirus han tenido que conformarse con lo que les ha indicado un simple test de antígenos. La explosión de contagios actual ha variado la metodología utilizada en la detección del coronavirus, reservándose las pruebas PCR en determinados casos.

Para muchos, el problema ha venido después cuando han querido demostrar que habían pasado la enfermedad con el objetivo de obtener el certificado Covid y no han podido puesto que, a la hora de tramitarlo, sólo se acepta el resultado indicado en una PCR.

Eugenia Carandell, directora asistencial del IB-Salut, aclaró ayer que no dependen del Govern las pruebas que se requieren para obtener el certificado Covid. En este sentido, recordó que si el usuario está vacunado, ya sea con una dosis o dos y ha pasado la Covid, obtendrá el pasaporte sin problema.

PCR privadas
Entre otros ejemplos, padres de niños todavía sin vacunar y que se contagiaron en el colegio lamentaron ayer cómo habían tenido que acudir a centros privados de la isla y pagar de su bolsillo las pruebas necesarias para lograr el pasaporte. El coste de las PCR o de las pruebas serológicas puede superar los 100 euros en algunos casos.

«Si la persona tiene el certificado de recuperación, la Unión Europea no acepta más que la PCR. Con esta oleada tan importante de casos, el Servicio de Salud debe utilizar el antígeno porque tiene la ventaja de que se puede informar inmediatamente a la persona de su positividad y ésta, a su vez, puede informar a sus contactos. Desde el punto de vista epidemiológico, se gana un día y medio, e incluso dos, en informar sobre el resultado», manifestó Carandell.

La directora asistencial reiteró que los antígenos son lo «suficientemente eficaces» en estos momentos para detectar positivos. En plena explosión de casos, Carandell defendió el uso de estos test para confirmar contagios con rapidez.

Cabe destacar que hasta hace unas semanas, si un antígeno resultaba positivo, el paciente se sometía después a una PCR para certificar la infección, cosa que ya no se hace.

Incidencia
«Sobre las pruebas diagnósticas, su fiabilidad depende mucho de la incidencia. Si hay pocos casos, la fiabilidad de una prueba es más baja. En situaciones de alta incidencia, ya sea un autotest o un antígeno, estas pruebas tienen muchísima fiabilidad. Consideramos que en estos momentos, el autotest es muy fiable y, quien sale positivo, es porque lo es», reiteró Carandell.

A pesar de estas consideraciones, la directora asistencial aclaró que si se trata de tramitar una baja, la prueba debe estar siempre presenciada por un profesional sanitario. «Probablemente estemos contando una incidencia inferior a la real. Si contáramos los autotest, tendríamos más incidencia de la que hay», añadió también.

Desde el Área de Salud en Pitiusas recordaron que en estos momentos se utilizan distintos dispositivos para la detección del Covid-19. En las viejas urgencias de Can Misses, en estos momentos se realizan los test de antígenos, unos 600 al día en las últimas semanas. Por otra parte, en la carpa exterior situada en el aparcamiento del hospital se llevan a cabo las PCR, limitadas en la actualidad a pruebas prequirúrgicas o previas a un ingreso; para chequear a sanitarios y trabajadores de residencias o a quienes han sido convocados para participar en cribados en escuelas o centros de mayores.

Según fuentes sanitarias, durante la semana pasada se llegaron a hacer diariamente unas 800 PCR, hasta 900 en alguna jornada puntual. En estos momentos, la cifra se ha reducido y se están realizando entre 300 y 400 PCR a diario.

Protocolo estatal que se sigue en las Baleares

Desde la Conselleria de Salud explicaron también que, dada la actual incidencia, a pacientes con síntomas de cinco días o menos se les somete a un test de antígenos. Si sufren síntomas desde hace más tiempo, los profesionales valoran entonces realizar una PCR.

Por otra parte, a los contactos de positivos y a los profesionales que trabajan con vulnerables también se les hacen test de antígenos.

Salud reiteró que estas pautas vienen marcadas por un protocolo estatal que se sigue también en Baleares. Un paciente será sometido a una PCR si se considera necesario por indicación médica, según aclaró Conselleria.