Operarios retiran las puertas correderas de uno de los edificios.

12

El Ayuntamiento de Sant Josep ya ha ejecutado el derribo de 700 metros cuadrados de construcciones en el complejo turístico ilegal Casa Lola.

Según ha informado este martes el Consistorio, los trabajos se siguen desarrollando sin incidentes en la sexta jornada de demolición, después de que el pasado martes la Policía Local de Sant Josep y los operarios de la empresa Hermanos Parrot accedieran al complejo en ejecución del auto judicial que autoriza al Ayuntamiento a restaurar la legalidad urbanística de forma subsidiaria.

En la jornada de este marte concluyó el derribo de la construcción en forma de letra L levantada alrededor de una piscina, que tiene unos 350 metros cuadrados de superficie aproximadamente.

Una habitación con todo el mobiliario retirado.

Antes de proceder a la demolición propiamente dicha, los trabajos de preparación consistieron en el desmantelamiento de cenadores, el vaciado de los interiores (muebles y elemetos accesorios) y el desmontaje de servicios e instalaciones (cañerías de agua, electricidad...) y del pavimento hecho de parqué.

Desde el Ayuntamiento indicaron que el pasado sábado llegaron a participar 25 operarios en los trabajos que se desarrollan en el complejo.

Trabajos

Conforme al proyecto, los trabajos tendrán una duración de un mes, por lo que se prolongarán hasta principios del mes de septiembre. Está previsto que en ese plazo los operarios concluyan el derribo de los 1.892 metros cuadrados de construcciones ilegales dentro del complejo Casa Lola, con casi 40.000 metros cuadrados de extensión.

Uno de los trabajadores al atardecer.

En teoría, se ha ejecutado en una semana un tercio del derribo proyectado de edificaciones. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los trabajos no consisten sólo en derruir edificaciones, sino que cada derribo requiere unas tareas de preparación previa.

El proyecto de demolición hace constar que todo el mobiliario de la construcción debe ser retirado antes de iniciar los trabajos de derribo, así como de los elementos temporales y desmontables existentes.

También se debe realizarse el desmontaje de los servicios de suministro eléctrico y de agua.