Jaume Horrach

Jaume Horrach

Acto de fe

Este año no van a abrir todos los hoteles. La pandemia está dejando una huella indeleble y una cicatriz bastante profunda de la que no es sencillo recuperarse