Joan Boned Roig

Joan Boned Roig

Las cifras cantan

Parece claro por tanto, que el problema ya es lo suficientemente grave como para merecer mucha más atención y dedicación por parte de nuestro Govern Balear.

Justicia versus realidad

A un absurdo no pero sí, es a lo que suena la ultima y polémica decisión judicial en relación a la petición de nuestro ejecutivo autonómico en la lucha que toda la sociedad mantiene contra la pandemia, que casi un año y medio después nos sigue azotando a todos y frente a la cual resulta imprescindible tomar decisiones de carácter extraordinario.

Falta agilidad administrativa

En materia sanitaria las sanciones nunca pueden ser leves, han de ser sistemáticamente graves y por lo tanto con unas cantidades que realmente duelan.

Finales tristes y no deseados

En la década de los sesenta, el barrio nada tenia que ver con lo que es ahora ya que se trataba de un barrio residencial eminentemente humilde y muy vinculado a la actividad pesquera y a todo lo que era propio de un entorno portuario.

Hay que tomar decisiones valientes

Volvemos a la eterna duda. ¿Puede la libertad individual poner en riesgo la salud del colectivo? La respuesta, desde mi punto de vista, es rotundamente no.

La racionalidad queda fuera de la política

Se echa de menos una derecha cabal. Se echa en falta a ese sector del PP liberal y plenamente democrático que es capaz de defender sus ideas conservadoras totalmente alejado de postulados antidemocráticos.

Polémica decisión

Ni la nostalgia de un negro pasado, ni el mantenimiento de un eslogan que un ministro del PP se atrevió a acuñar afirmando aquello de “que España se hunda que ya la levantaremos nosotros”, ayudaran en lo más mínimo.

¿Puede la diversión estar por encima de todo?

Los muchos meses de sacrificio, no han sido solo de la juventud. Esos meses los han sufrido la mayoría de personas de nuestra sociedad y si no que se lo pregunten a los autónomos que se han visto obligados a cerrar sus negocios.