Antoni Agüera

Armengol

Armengol no se cierra a retrasar el toque de queda, aunque insiste en que la salud es la prioridad

La presidenta del Govern entiende que el plazo de seis meses para el estado de alarma es un tiempo «absolutamente adecuado».